image

Aparcamiento interior.

Su vehículo seguro y vigilado.

 

 

image

Servicio 24 Horas.

Abierto los 365 días al año.

 

 

bus cortesía

Bús de cortesía.

GRATIS al aeropuerto.

 

 

07/12/2017 - La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), junto a MétéoFrance (Francia) y el IMPA (Portugal) pondrán nombre a las borrascas profundas que puedan afectar a España, Francia o Portugal. Las borrascas a las que se dará nombre serán aquellas que se profundicen de tal manera que puedan producir un gran impacto en bienes y personas. Una experiencia similar desarrollada desde 2015 en Reino Unido e Irlanda, ha demostrado que la población permanece más atenta a las recomendaciones de seguridad cuando la amenaza de viento fuerte está claramente identificada.

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha comenzado a nombrar, desde el 1 de diciembre de 2017, las borrascas profundas que puedan afectar a España, Francia, o Portugal. Todo ello en el marco de EUMETNET, organización cuyo objetivo es asegurar y facilitar la cooperación entre los Servicios Meteorológicos Nacionales de Europa, y en coordinación con Météo-France (Francia) e IPMA (Portugal).

DEFINICIÓN DE BORRASCA PROFUNDA

Una borrasca o depresión es un tipo de ciclón (término genérico donde se incluyen los huracanes, tifones, bajas polares, medicanes, etc.) que transcurre por latitudes medias, entre 30 y 60º de latitud. Son sistemas de bajas presiones donde el viento gira en sentido contrario a las agujas del reloj en el Hemisferio Norte. Asociados a las borrascas se suelen producir vientos fuertes o muy fuertes, que serán más intensos cuanto menor sea el mínimo de presión en el centro de la baja.

Las borrascas a las que se dará nombre serán aquellas que se profundicen de tal manera que puedan producir un gran impacto en bienes y personas, aunque no será necesario que experimenten un proceso de ciclogénesis explosiva (caída igual o superior a 18-20 hPa en 24 horas en el centro de la baja en nuestras latitudes).

UNA NUEVA FORMA DE COMUNICAR FENÓMENOS ADVERSOS

El hecho de nombrar a las borrascas profundas favorece que la comunicación sea más efectiva ante un episodio adverso de viento, que también suele llevar asociados fenómenos costeros adversos y en ocasiones también problemas relacionados con la lluvia y la nieve. Este sistema de dar nombre a las borrascas profundas ya se ha implementado con éxito durante dos temporadas (2015-16 y 2016-17) en Reino Unido e Irlanda. Las encuestas en estos dos países han demostrado que la población está más atenta a las recomendaciones de seguridad cuando la amenaza de viento fuerte está claramente identificada y asociada al nombre de la borrasca.

¿CUÁNDO Y CÓMO SE NOMBRA A LAS BORRASCAS PROFUNDAS?

Una borrasca profunda se nombrará solo cuando se prevean condiciones que den lugar a la emisión de avisos de viento de nivel naranja o rojo asociados a dicha baja en alguno de los tres países. En el caso de España, tal como se indica en el documento de umbrales y niveles de aviso del Plan Meteoalerta), se trata de rachas máximas superiores a 90, 100 y 110 Km/h en función de las zonas. (al final se adjunta pdf con umbrales de nivel de aviso).

El servicio meteorológico que prevea emitir el primer aviso de nivel naranja o rojo le dará nombre a la borrasca, siguiendo la siguiente lista preestablecida e informando a los otros dos:

Ana-Bruno-Carmen-David-Emma-Felix-Gisele-Hugo-Irene-Jose-Katia-Leo-Marina-Nuno-Olivia-Pierre-Rosa-Samuel-Telma-Vasco-Wiam

En el caso de que la borrasca que nos afecte sea post-tropical o extra-tropical y que, por tanto ya haya sido nombrada por el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Miami, se deberá usar el mismo nombre añadiendo el prefijo "ex-".

La borrasca mantendrá el mismo nombre a lo largo de todo su ciclo de vida. Hay que tener en cuenta que de momento solo se nombrarán las borrascas atlánticas y no las mediterráneas, que se intentarán abordar en un futuro. Además, los avisos asociados a vientos locales o regionales (cierzo, tramontana, levante del Estrecho, etc.) no se tendrán en cuenta a la hora de nombrar a las borrascas profundas.

Imagen de satélite infrarroja de Meteosat 9 correspondiente a las 23:45 UTC del 23 de enero de 2009, en la que se aprecia la borrasca profunda Klaus en el Cantábrico, la cual experimentó un proceso de ciclogénesis explosiva.

PRECEDENTES

La Universidad Libre de Berlín ha estado bautizando a los anticiclones y borrascas desde el año 1954. Gran parte de la población recordará dos borrascas profundas bastante recientes (con procesos de ciclogénesis explosiva incluidos) que produjeron víctimas mortales y grandes pérdidas económicas en España, pero también en Francia y otros países europeos: Klaus (23-24 de enero de 2009) y Xynthia (27-28 de febrero de 2010).

Météo-France, IPMA y AEMET proponen durante esta campaña invernal 2017-18 iniciar un nuevo sistema de nombres para los medios de comunicación, el público en general, colaboradores, instituciones, etc., en sustitución de los asignados por la Universidad de Berlín. Además, hay una importante diferencia entre los dos sistemas, ya que la Universidad de Berlín nombra a todas las borrascas, mientras que el sistema de los Servicios Meteorológicos Nacionales europeos pretende dar nombre solo a las borrascas profundas que potencialmente puedan producir importante impacto en bienes y personas.

COORDINACIÓN EUROPEA

Cuando se pronostique que una borrasca profunda afecte primero a Irlanda o Reino Unido, el nombre será elegido de forma coordinada por Met Eireann y Met Office y será respetado por el grupo formado por Météo-France, IPMA y AEMET. En caso de producirse al revés, también se respetará de manera recíproca. Se está planeando la extensión de esta coordinación a todos los países europeos.

Leer Más http://bit.ly/2k6Uwnf

Twitter

Facebook

Compártenos

Idiomas disponibles