image

Aparcamiento interior.

Su vehículo seguro y vigilado.

 

 

image

Servicio 24 Horas.

Abierto los 365 días al año.

 

 

bus cortesía

Bús de cortesía.

GRATIS al aeropuerto.

 

 

08/06/2017 A través del programa de Vigilancia de la Criosfera Global las estaciones proporcionarán datos sobre el estado de las aguas en estado sólido como los hielos marinos, la capa de nieve o los glaciares. Expertos de AEMET son miembros de los grupos de trabajo que desarrollarán los proyectos asociados a este programa.

La Agencia Estatal de Meteorología, a través del programa de Vigilancia de la Criosfera Global (VCG), participa en el estudio de los cambios que se producen en la capa de hielo del planeta, proporcionando datos sobre la criosfera, el conjunto de todas las regiones en las que el agua se encuentra en estado sólido, como los hielos marinos, los hielos lacustres, los hielos fluviales, la capa de nieve, los glaciares o los mantos de hielo.

La Organización Meteorológica Mundial ha aprobado el conjunto de estaciones que formarán parte de la red de observación en superficie como estaciones de la CryoNet y como estaciones colaboradoras, respectivamente. La Agencia Estatal de Meteorología contribuye con dos estaciones, por sus características y capacidades técnicas, la estación Antartica Juan Carlos I y el centro de experimentación de Formigal-Sarrios (Huesca).

Dentro de las actividades polares y de alta montaña de la Organización Meteorológica Mundial, la Vigilancia de la Criosfera Global (VCG), se integrará, junto con otros trabajos que se realizan en dichas regiones, en el marco del Sistema Mundial Integrado de Sistemas de Observación de la OMM (WIGOS) y del Sistema de Información de la OMM (SIO).

La VCG se encarga de proporcionar datos, información y análisis del estado pasado, presente y futuro de la criosfera. Es el marco de trabajo apropiado para el estudio de todos los componentes de la criosfera, desde un enfoque tanto a nivel regional como global. Sus productos, estudios y conclusiones sirven de apoyo a estudios científicos, toma de decisiones y política medioambiental.

Puntos de observación en los refugios de Góriz y Cap de Llauset, ambos a más de 2.000 metros en el Pirineo aragonés.

Además, cinco estaciones del Pirineo ubicadas en refugios de montaña (Goriz, Cap de Llauset, Angel Orús, Bachimaña y Renclusa) y caracterizadas por su altitud (>2000 m) y continuidad de datos, formarán parte de la red de estaciones colaboradoras. Estos puntos de observación no serían posibles sin la colaboración de entidades externas como la estación de esquí de Aramón-Formigal y la Federación Aragonesa de Montaña. AEMET forma parte, además, de los grupos de trabajo de expertos que desarrollarán los distintos proyectos que componen el programa.

Leer Más http://bit.ly/2r8YRrG

Twitter

Facebook

Compártenos

Idiomas disponibles